Category: A fuego lento

Costilla a la cerveza en olla lenta con dos cojones

Pues mira tu, que despues de el APOCALIPSIS navideño del estofallo, me he armado de valor y he ideado OTRO plato en olla lenta.

¡ERES EL MAS GRANDE!

Gritábanme desde el patio de casa

¡CUIDADO CON LOS TIEMPOS DE COCCION!

Apercibíame el cartero mientras insertaba mi suscripción mensual a penthouse MUY INTERESANTE en el buzon


NO SUS PREOCUPEIS, LO TENGO TODO BAJO CONTROL

Dije yo.
Las risas estallaron y todos los vecinos comenzaron una cancion coral tipo Grease con una coreografía preciosa.

Costilla a la cerveza en olla lenta con dos cojones

Tiempo de preparación: 1 hour, 30 minutes

Tiempo de cocinado: 10 hours

Tiempo total: 11 hours

Calorías por ración: Varias

Grasa por ración: Inconmensurable

Éxito total. Os pongo unas foticos para que disfruteis visualmente y os animeis a probarlo. Se puede hacer sin olla lenta, haciendolo al horno durante 4 horitas a 180.

Ingredientes

  • Dos cebollas
  • 6 dientes de ajo
  • Medio litro de cervezaka
  • Arroz blanco
  • Medio litro de caldo de carne
  • Un costillar de cerdo

Instrucciones

  1. Cortamos las cebollas en pluma. Esta palabra la descubrí hace poco y me parece cojonuda. ¿Acaso no parece esta sarten cubierta por el plumaje de un buho blanco? ¿No? Bueno, vale.
  2. Que si coño, que si que parece plumaje. Pues pochamos el puto buho blanco a fuego medio hasta que se dore y pelamos los ajos.
  3. Colocamos la cebolla y ajo a modo de colchon y machacamos los ajos con un aparejo de estos.
  4. Sobre el somier cebollil posamos los costillares. Vertemos la cerveza (en este caso era mi propia cerveza casera, la "hello world") y sacamos una foto con palo de selfi.
  5. Añadimos el caldo de carne hasta que cubra las costilla y ponemos la olla lenta en high durante 8 horacas. Yo la puse a la hora de dormir y a la mañana siguiente la cocina olía a éxito.
  6. Precalentamos el horno. Pasamos el caldo con las cebollas por el colador.
  7. Reservamos las cebollas y reducimos el caldo. Simultáneamente ponemos a hervir un par de tazas de arroz y metemos las costillas en el horno para crear una capa crujiente que nos hará salivar solo de pensarlo. Dejamos los tres temas en marcha durante 18-20 minutos.
  8. ADMIRAMOS LA OBRA MAESTRA
  9. Con un aro de estos colocamos una base de arroz. Otra capa con la cebollita. Mojamos con un poco de caldo reducido y coronamos con un poco de costilla deshilachada. Ponemos sal gorda. Ésta que veis y que estoy colocando con unas pinzas de chef (LO QUE OYES, PINZAS DE CHEF) es una sal del lidl, que cada cristal de sal tiene forma de pirámide y queda muy resulton. Mi madre forma parte de la cofradía de nuestra señora del Lidl desde hace años y suele ponerme a prueba con catas sorpresa de tipo...
    • Madre:¿Que te parece este queso?
    • Yo: Bien
    • Madre:PUES ES DEL LIDL
    y se dibuja una sonrisa de satisfacción maravillosa. Normalmente suelo admitir que tienen cosas muy majas, y ésta sal es un gran descubrimiento.
  10. Podemos hacer otro tipo de presentación es dejar la capa de arroz y la de cebolla y poner el costillar a un lado, es un puto espectáculo.
http://gordonauta.com/blog/2015/01/18/costilla-a-la-cerveza-en-olla-lenta-con-dos-cojones/

Estofado bourguignon al chocolate

El infierno es una hoja en blanco.

Y para rescatarme apareció un angel con la forma de mi mujer y una revista francesa de cocina en su mano. “Saveurs” era su nombre, y “Le magazine de l’art de vivre gourmand” lo que ponía bajo su nombre. En su interior ambrosía, caldos, aparatos increibles y mantequilla a mansalva desfilaban ante mis ojos, incapaces de comprender mas de dos lineas de las recetas.

800 gr de topinambours

Jajajaja, venga ya hombre. ¿En serio? ¿Topinambours? ¿Épluchez? ¿Éteignez?

Y en estas que me regocijaba en mi ignorancia, porque solo un necio puede reirse de la idiotez… en estas que guiñóme el ojo un estofado sensual y poderoso. Con una foto hmmmmm una foto casi pornográfica. Oh si, nena.

Estofado bourguignon al chocolate

Tiempo de preparación: 1 hour

Tiempo de cocinado: 4 hours

Tiempo total: 5 hours

Tamaño de ración: 4 pax

Antes de empezar y lanzarse con la receta aviso: No es complicada, pero como todo lo bueno, ha de hacerse lentamente y macerar durante toda la noche. Si no tienes tiempo, no va a salir igual. Reservate ese fin de semana con calma que no hay prisas, ni estreses y nada. Pon a Coltrane en el aparato musical, o a Bill Evans o algo de buena musica y disfruta de la elaboracion. De los aromas y de ¡CALLATE YA Y EMPIEZA CON LA RECETA HOSTIA YA!

Vale

Ingredientes

  • 1 kg de joue de boeuf (carne de estofar)
  • 2 carottes (zanahorias)
  • 1 oignon (cebolla)
  • 4 clous de giroffle (aqui ya tuve que sacar el google translator: 4 clavos aromáticos)
  • 4 gousses d'ail (dientes de ajo)
  • 50 cl. de bon vin rouge de bourgogne (esto se entiende bastante bien)
  • 1 bouquet garni (aqui ya hizo falta wikipedia, es un ramillete de tomillo romero y laurel)
  • 40 gr de beurre (Mantequilla. Pasando. Yo no le he puesto)
  • 1 c.a.s. d'huile (Aseitillo de oliva españó, carajo)
  • 25 cl de fond de veau (Caldo reducido de carne. Yo he usado un cacillo de estos de knorr y no se ha quejado nadie)
  • 4 endives (endivias)
  • 2 branches de celeri (tocate los eufs. Eso es apio)
  • Sucre (bombonas de butano, no te fastidia)
  • 3 carrés de chocolar noir (3 onzas de chocolate negro)

Instrucciones

  1. En un bol colocamos la carne (cortada en dados), la cebolla (cortada en cuartos), la zanahoria (cortada en trozos de unos dos dedos de ancho), los clavos y el ajo machacado.
  2. Hacemos el bouquet garni. Cogemos unas ramitas de tomillo razonablemente fresco, romero y una hoja de laurel. Hacemos un ramillete y lo atamos. Regamos con 50 cl de vino, le ponemos un film (los siete magnificos, por ejemplo) y lo metemos al frigo durante toda la noche.
  3. Sacamos los dados de carne y los marcamos en una cocotte con un chorrete de aceite.
  4. Cortamos la cebolla en tiras. Retiramos los dados de carne y metemos las verdurillas en la olla. Echamos una cucharadita de harina y rehogamos 5 minutillos.
  5. Volvemos a meter la carne, que ya estará totalmente desorientada y añadimos la marinada, con su bouquet garni y todo. En este punto, si no sois muy amantes del clavo, podeis retirarlo. Es una especia muy potente y ha cumplido su funcion. En un punto intermedio podeis dejar uno o un par. A vuestro aire.
  6. Reducimos a la mitad a fuego vivo.
  7. Disolvemos un cacillo de estos de carne knorr en un vaso de pinta templado (medio litro).
  8. Tapamos la olla y la metemos en el horno CUATRO HORAS (si si, habeis leido bien) a 170 grados.
  9. Cada hora, mas o menos, iremos controlando que no se evapore demasiado caldo. Debería estar la carne y las zanahorias cubiertas. Si no es asi, añadimos un poco de agua.
  10. Cuando falten tres cuartos de hora para finalizar la cocción, iremos a por la verdurilla de acompañante. Troceamos cuatro endibias, pelamos dos ramas de apio y las troceamos tambien.
  11. Aceitamos una olla y metemos la verdura ahi, a fuego medio.
  12. En unos 5 minutos la endivia se habrá rendido, y habrá soltado sus juguillos. En ese momento, añadimos una cucharada sopera de azucar y dejamos que se vaya haciendo a fuego lento durante media hora
  13. Sacamos la cocotte del horno y asistimos al espectáculo.
  14. Colamos el caldo con cuidado, ya que el bouquet garni de los cojones estará frágil y se nos desarmará con solo mirarlo... y no queda bien encontrarte una ramita en tu estofado. Lo intentamos retirar con cuidado.
  15. Ponemos el caldo a fuego medio y derretimos cuatro onzas de un chocolate negro
  16. Reunimos de nuevo la carne y el caldo y servimos.

Notas

Ten mucho cuidado: Despues de este estofado, el resto de estofados te sabran a poco.

http://gordonauta.com/blog/2014/03/08/estofado-bourguignon-al-chocolate/

20140308-203634.jpg 20140309-093901.jpg 20140309-095039.jpg 20140309-100214.jpg 20140309-132151.jpg 20140309-141146.jpg 20140309-141759.jpg

Albondigas de ceps sobre lago de coliflower

Las muñecas de famosa están haciendo estiramientos ya. Nuestras carteras comienzan a almacenar un numero estúpido de participaciones y rifas. Turrones y jamones, estrellas e iluminaciones son la avanzadilla de una epoca nostálgica en el hermoso sentido, a la par que nostálgica en su lado mas depresivo.

Para preparar los banquetes navideños, y como prólogo a la serie de “Aperitivos navideños” que pasarán por este blog en las próximas semanas, destapo un plato con mucho nutriente y fibra de la buena. De esos que no suelen triunfar entre la audiencia mandolinera, mas afín a lo bien grasiento al sabor mas explosivo.

La idea del plato es una albóndiga con extra de saborcillo micológico y una salsa que en su base no es mas que coliflor con bechamel. Acabo de ganarme el desprecio de la audiencia metiendo un ingrediente que aparte de fibra no aporta casi nada. Bueno si, agua.

Albondigas de ceps sobre lago de coliflower

Tiempo de preparación: 25 minutes

Tiempo de cocinado: 20 minutes

Tiempo total: 45 minutes

Ingredientes

  • Un puñado de ceps (deshidratados o de bote)
  • Carne picada
  • Huevo
  • Pan duro o pan rallado
  • Media coliflor (se puede cambiar por medio kilo de panceta)
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Nuez moscada
  • Queso rallado

Instrucciones

  1. Comenzaremos por partir la coliflor en arbolitos y cocerla en olla express durante 8 minutos para que se deshaga facilmente. Simultaneamente infusionaremos las setas deshidratadas.
  2. Cuando las setas tengan una textura como de lorza, asi en plan blandurrio y sexy, las picamos y añadimos a la carne. Para mantener la pureza en el sabor, no añadí nada mas a la mezcla pero un pelin de ajo le hubiera dado cierta potencia. La próxima vez probaré a ver. Batimos un huevo y mezclamos.
  3. La pasta anterior será probablemente inmanejable. Podemos añadir pan rallado para endurecerla o aprovechar la infusión anterior para remojar un poco de miga de pan duro, escurrirla bien y aportar un extra de saborcillo. Salpimentar y reservar.
  4. Haremos una bechamel, crema que todo cocinillas debería saber hacer pero que tambien se puede comprar en brik. En plan rápido: Se calienta aceite, se tuestan un par de cucharadas de harina y se añade leche templada removiendo bien bien bien. Añadimos un golpe de nuez moscada y listo. En nuestra version, al finalizar añadiremos un puñado de queso rallado, removeremos y salaremos. Si el queso es parmesano, no necesitará tanta sal como si fuera emmental. Por eso salamos al final.
  5. Intentaremos que quede moderadamente liquida, e introduciremos los arbolitos y la bechamel en la trituradora. Le daremos caña hasta formar una crema suave.
  6. Ahora vamos a por las albóndigas. Haremos pelotillas con la masa que habrá reposado un rato y las pasaremos por harina y aceite a tope de caliente. No es necesario que parezca la gemma mengual y sus colegas en plena coreografía acuática, pero es que tengo cierta obsesión con las cosas geométricamente perfectas y con no desperdiciar el aceite.
  7. Colocaremos las albóndigas en papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Cogemos una pizarra y colocamos las bolas con esta formación tan pija, sobre unas cucharadas de crema de coliflor
http://gordonauta.com/blog/2013/11/17/albondigas-de-ceps-sobre-lago-de-coliflower/

Inspiracion: albondigas al roquefort

Hoy no traigo una receta como tal, sino una idea. Estaba a punto de hacer unas albóndigas al estilo clásico. Me gusta añadirle pan duro mojado en leche, ya que les aporta una textura mucho mas suave. He abierto el frigorífico y me he encontrado una puntita de roquefort que se estaba empezando a resecar. Soy bastante fan de los quesos fuertes, y he pensado que casaría muy bien con la carne de ternera picada.

Lo que he hecho es calentar la leche para conseguir deshacer el roque. Hay que echarle una mano al queso para que se deshaga, meneando la leche con unas varillas o aplastando con un tenedor y removiendo.

20130323-203943.jpg

Una vez que se ha conseguido una mezcla homogenea, añadimos los costroncillos de pan duro y realizamos la misma operacion: Aplastado y meneado, para que el comensal no se encuentre tropezones.

20130323-203955.jpg

Dejaremos enfriar un poco y añadiremos la mezcla a la carne picada. Mezclamos la masa de carne y terminamos las albóndigas (huevo, enharinar, freir….)

20130323-204004.jpg

Aqui tenemos el plato cocinandose, junto con unos ramilletes de coliflor y unos guistantitos.

20130323-204024.jpg

Hemos probado las albóndigas y el sabor inconfundible del roquefort invade tu cavidad bucal como si una oleada de franceses hicieran camping sobre tu lengua. Es mucho mas sencillo que rellenar las albóndigas de queso, se consigue un sabor portentoso y me ha abierto unas cuantas posibilidades: Utilizar otros quesos (cabra, camembert y nueces…) o incluso otros ingredientes liposolubles (por ejemplo micuit, que siempre me recuerda al forero M.Corleone)

No es una receta como tal, sino una idea que quería compartir con vosotros

Good cooking!

Marmitako de toda la vida

He pasado algunas semanas ausente en lo que a publicaciones se refiere. El parón navideño, la pérdida de mi portátil y ciertas circunstancias que no vienen al caso me han impedido escribir en gordonauta. No obstante, he ido sacando fotos a algunos platos que he preparado e iré publicando las recetas (si recuerdo cómo las hice, claro).
Y para la vuelta, he elegido un plato tradicional. De los de cuchara. De los que calientan cuerpo y espíritu. Y de esos platos que con muy poca atención y un par de consideraciones básicas, sale estupendamente.

En Andorra hay poca costa, es algo que percibí al poco tiempo de llegar. Es por ello que me veo obligado a utilizar tacos de atún congelado de la sirena. Despues de la descongelación lenta (en la parte baja del frigo) a veces lo he marinado unas horas en agua con un par de cucharadas soperas de salsa de soja y el zumo de medio limon. Es totalmente opcional, la soja le da cierta sabrosura y el limon le aporta un toque fresco pero sin marinaje tambien está rico. Y si teneis la suerte de encontrar buen atun, ni se os ocurra hacelo o morireis a manos de uno de mis sicarios.

Marmitako de toda la vida

Tiempo de preparación: 15 minutes

Tiempo de cocinado: 15 minutes

Tiempo total: 30 minutes

El marmitako tradicional es de atun o bonito, pero tambien he utilizado tacos de salmon y queda muy requetebién. Es harto facil y se prepara en media horita. De verdad.

Ingredientes

  • Cebolla
  • Pimiento verde
  • Patata
  • Pimiento choricero
  • Martini blanco
  • Atun o bonito

Instrucciones

  1. Cortamos el pimiento verde y la cebolla en daditos finos y doramos en la olla con un generoso chorreón de aceite de oliva. Presten atención al maravilloso aparejo con forma de pinza (¿pinziforme?) que tengo para sujetar la cuchara de palo a la olla. Mi vida se basa en estas chorradas.
  2. Una vez dorada la pareja pimientocebollera procedemos a pelar las patatas y romperlas. En lugar de hacer cortes precisos como los de mi sicario, hundiremos el cuchillo y a mitad de corte, giraremos la hoja para que la patata se rompa en pedazos irregulares y visualmente horribles. Esto se hace para que suelte más fécula y espese el caldo. Todo tiene un objetivo en esta vida, hasta el senado. Creo. Teneis un ejemplo http://gordonauta.com/blog/2012/12/31/patatas-a-la-riojana/
  3. Cubrimos las patatas con agua y añadimos una cucharadita de carne de pimiento choricero. Yo la compro ya extraida, si comprais pimientos choriceros hay que hervirlos, abrirlos y sacar la carne con un cuchillo. Esto se lo he visto hacer a Arguiñano, no tengo ni puta idea. Yo soy mas de frasco.
  4. Os estaréis preguntando cómo he sacado la foto si tengo las dos manos ocupadas ¿verdad?. En efecto, mi mujer tambien sufre las consecuencias de tener un marido con ínfulas de internet-star. Pobre.
  5. Añadimos el toque mandolinero que tanto os gusta, un chorrete de vermuth blanco
  6. Dejamos hervir durante unos 15 minutos, o hasta que veamos que la patata coge la textura que mas nos gusta. Yo soy muy de coger los puntos de coccion a ojo, y prestar atencion a los alimentos. Por ello prefiero la olla normal a la exprés siempre que puedo y el tiempo me permite. Esta reflexión totalmente gratuita ha ocupado mas espacio del que debería.
  7. Ahora viene LO MAS IMPORTANTE DE TODO Y LA ACCIÓN QUE PUEDE CAMBIAR UN GUISO EXQUISITO POR UNA MIERDA PINCHADA EN UN PALO QUE NO SE COMERíA NI EL GORDO DE TU CUÑAO. Cuando creamos que la patata ya está hecha, apagaremos el fuego y será entonces, con el fuego apagado, cuando añadiremos el atún. Se tiene que hacer con el calor residual, no hace falta tenerlo hirviendo ni un solo minuto. Si lo dejamos cociendo, pasará de estar jugoso a estar seco como la mojama.
http://gordonauta.com/blog/2013/02/11/marmitako-de-toda-la-vida/

Solomillo provenzal con espárragos y jamón

Ayer fué 12 del 12 del 12. Este megaplatako no fue creado para conmemorar este evento, sino para celebrar el tercer aniversario de nuestra boda. La cena estaba dividida en un primer plato y segundo. El primero era un cocktail de gambas, pero pillé en el super un aguacate mas duro que Clint Eastwood.
Fracaso total.
Este que ahora os enseño, que se convirtió en plato principal, quedó genial.

Solomillo provenzal con espárragos y jamón

Tiempo de preparación: 20 minutes

Tiempo de cocinado: 20 minutes

Tiempo total: 40 minutes

Ingredientes

  • Un solomillo de cerdo
  • Hierbas provenzales
  • Un manojo de espárragos verdes
  • Unas lonchas de jamón serrano

Instrucciones

  1. Lo primero de todo hemos de casarnos en Donosti y dejar macerar tres años. Se engendra un hijo, y una vez que se le ha dado la cena y se ha conseguido dormir, cubrimos una tabla de cortar con hierbas provenzales y aceite de oliva.
  2. Rodamos el solomillo como si fuera un rodillo de amasar por toda la tabla. Quizá veamos que nos hemos quedado cortos de aceite o hierbajos. Si asi fuera, añadimos lo que haga falta hasta conseguir una buena costra.
  3. Marcamos el tocho de carne en una plancha o sarten, añadiendo un chorrete de aceite de oliva virginal, y nos damos cuenta de que la sarten tiene unos rayotes que no están a la altura de este blog de cocina. Nos da igual y continuamos con la receta.
  4. Metemos el solomillo en el horno a unos 200 grados durante 12 minutos.
  5. Preparamos la guarnición, que consiste en unos ramilletes de esparrago verde con jamon. Primero metemos los esparragos en agua hirviendo durante unos 5 minutos, o bien los metemos en el microondas con una vaporera, o bien les damos candela con una plancha. Vamos, si alguien no había cogido la idea, el tema es que no esten crudos.
  6. Enrollamos una loncha de jamon serrano alrededor de tres esparragos calientes y los ponemos en la plancha.
  7. Sacamos el solomillo del horno, cerciorandonos de que esté bien hecho. Cortamos unas rodajas y colocamos con gracia los ramilletes de espárrago sobre el plato.
  8. En el centro colocamos un poco de lechuga con un gajo de mandarina para dar colorcete. Es opcional, pero una vez probado el plato, los jugos del solomillo y jamon a la plancha junto con el balsámico de módena crean un festival de sabores en tu paladar.

Notas

Dedicado a mi preciosa mujer y a mi maravilloso hijo

http://gordonauta.com/blog/2012/12/13/solomillo-provenzal-con-esparragos-y-jamon/

 

Crepe de salmon y manzana

Ciertos restaurantes se esfuerzan en presentar un menú económico y alojan a verdaderos profesionales tras las puertas de la cocina. Es el caso del restaurante del hotel “Les closes”, en escaldes-engordany (Andorra). No hace mucho me acerqué con mi señora allí y encontré en su menú diario esta crepe que os presento hoy. Bueno, supongo que será algo asi porque la salsa me la he inventado sobre la marcha.

Crepe de salmon y manzana

Tiempo de preparación: 20 minutes

Tiempo de cocinado: 10 minutes

Tiempo total: 20 minutes

Para 5 crepes

Ingredientes

  • Dos rodajas de salmon fresco
  • Medio puerro
  • Tres cuartos de manzana
  • Medio vaso de agua de leche entera de vaca de entre 8 y 9 años.
  • Un poco de queso de untar
  • Cinco crepes (yo me las he comprado hechas, para no manchar mas cacharros)

Instrucciones

  1. Cortamos el medio puerro en brunoise, que consiste en picarlo muy fino mientras pensamos en cosas francesas como por ejemplo un croissant o laurent fignon.
  2. Cortamos la manzana finita tambien, esta vez evocando a los champs elysées y salteamos los dos ingredientes en una sarten con un chorrete de aceite de oliva.
  3. Cortamos el salmon en dados de un centimetro cuadrado exactamente, los metemos al microondas que pondremos 6 minuticos a tope de vatios.
  4. Añadimos el medio vaso de leche a la sarten y queso de untar. Yo he elegido un sveltesse light con sabor a queso azul que está francamente cojonudo. MUY IMPORTANTE: La leche cuando hierve se vuelve loquísima, asi que a partir de este momento habrá que ir removiendo la salsilla a fuego medio-bajo.
  5. Metemos el mejunje en la batidora y le damos candela hasta que se haga una salsa ligera.
  6. Colocaremos una linea gordota de salsa en una crepe, un poco de salmon encima y enrollamos.
  7. Lo presentamos sin ninguna gracia et voilá!
http://gordonauta.com/blog/2012/12/05/crepe-de-salmon-y-manzana/

 

Spaghetti de calabacin y solomillo a la naranja

20 minutos dando vueltas por el supermercado intentando pensar en una salsa adecuada para esta receta, ¿Salmon? ¿Gambas y ajo? ¿Vulgar tomate?. De repente, furor en los ultramarinos, una revelación en forma de bandeja de solomillo de cerdo iluminada y la voz de mi buen amigo Josepo hablando de su receta de lenguado a la naranja.
Triunfada

 

Spaghetti de calabacin y solomillo a la naranja

Tiempo de preparación: 15 minutes

Tiempo de cocinado: 10 minutes

Tiempo total: 25 minutes

Tamaño de ración: 2 pax

Ingredientes

  • Un calabacín sexualmente atractivo (A mi me gustan grandes)
  • Unos 384 gramos de solomillo de cerdo
  • Una naranja de zumo
  • Maizena
  • Una mandarina (opcional, para decorar)

Instrucciones

  1. Lavamos lujuriosamente el calabacín y seccionamos la base y la punta.
  2. Utilizamos una mandolina para hacer los spaghetti. La mia tiene una posicion de 3 milimetros con esas cuchillitas paralelas que veis en la foto, con la que se corta el calabacín en un pis pas. Sin mandolina es bastante complicado hacer tiras tan finas, si teneis mucha confianza en vuestra pericia podeis intentarlo, pero es muy probable que fracaseis como Artur Mas en las elecciones catalanas.
  3. Introducimos los spaghetti en una lekué de coccion, salamos ligeramente y lo metemos en el microondas (sin agua) tres minutos a toda potencia.
  4. Cortamos el solomillo en dados, salpimemtamos y lo salteamos con una nuez de margarina
  5. Cuando esté el solomillo medio hecho, añadimos el zumo de la naranja y dejamos reducir entre 5 y 8 minutos.
  6. Remataremos el asunto diluyendo una cucharadita de café de maizena en un poco de agua caliente y añadiendolo a la sarten. En poco tiempo cogerá una textura espesa y brillante.
  7. Ya tenemos todo preparado, tan solo hay que colocarlo con un poco de gracia y salero.

Notas

Es menos dificil de lo que parece, la mandolina es clave en esto. Si no tuvierais, creo que con pasta fresca tambien debe quedar estupendamente.

Andiamo tutti pesto questo festo!

http://gordonauta.com/blog/2012/11/29/spaghetti-de-calabacin-y-solomillo-a-la-naranja/

Fricandó de cordero

Hoy, dia en el que cataluña toma su decisión mas importante: Ver el gran premio de brasil en antena 3 o en tv3, he preparado un platako suculento, de los que hacen chup chup y te llenan la casa de aromas. Es un fricandó con una variante muy interesante. El normal se hace con filetes cortados muy finos y en esta ocasion he tomado una idea del restaurante “topic” de ordino sustituyendo la ternera por cordero.

Endavant!

Fricandó de cordero

Tiempo de preparación: 30 minutes

Tiempo de cocinado: 1 hour, 30 minutes

Tiempo total: 2 hours

Ingredientes

  • Una cebolla mediana/pequeña
  • 400 gramos de pierna de cordero fileteada
  • Pimiento rojo (opcional)
  • Laurel
  • Tomillo
  • Vino blanco
  • 100g de Almendra tostada
  • Azafrán
  • Setas (rebozuelos, niscalos, frodolics, etc)
  • Tomate triturado
  • Caldo
  • Hambre

Instrucciones

  1. Picamos la cebolla y freimos en aceite de oliva. Normalmente la pierna de cordero viene en filetes anchos, intentaremos cortarlos mas finos con ayuda de un cuchillo de supervivencia AFILADO JODER, AFILA EL CUCHILLO.
  2. Les damos un golpe de fritura en el aceite donde está haciendose la cebolla.
  3. Cubrimos levemente con caldo de carne, o gallina, o verdura. Dejamos que se haga durante 5 minutos y quitamos la espumilla con una espumadera.
  4. Podemos añadir unas tiras de pimiento rojo. Soy un entusiasta de esta hortaliza pero admito que en el fricandó tampoco es que aporte mucho. Tampoco desentona. Lo que querais. Añadimos un chorrazo de vino blanco (este si que es importante).
  5. Preparamos las hierbas y los aromas. Añadimos 3 hojas de laurel y atamos un ramito de tomillo.
  6. Dejamos haciendo chup-chup a fuego suave durante una hora con la tapa abierta para que se evapore el agua y reduzca, concentrando los sabores.
  7. Si no tenemos hijos, miramos la tele una hora. Si tenemos hijos, miramos la casa de mickey mouse una hora.
  8. En un mortero picamos la almendra tostada. Cuando la tengamos bien machacada, añadimos azafran y mezclamos con un poco de caldo. Incorporamos y le damos candela durante 20 minutos mas.
  9. Quitamos las hierbas. Añadimos las setas troceadas y removemos durante unos minutos para que se hagan bien.
  10. Joder, trompo de Vettel en la primera vuelta. Como gane alonso el mundial va a ser la hostia.
http://gordonauta.com/blog/2012/11/25/fricando-de-cordero/

Cocido madrileño para torpes en dias tristes

Te levantas un sabado, con ganas de disfrutar del fin de semana, de ser feliz, maldita sea ¡Con ganas de vivir! y te encuentras este percal…

20121104-110447.jpg
Solo tienes dos alternativas: Deprimirte con toda la razón del mundo, o disfrutar como un gorrino con un buen plataco de cuchara ¡Aupa ahi!
Y es que mucha nouvelle cuisine, muchas texturas de espinaca, mucho brote de pomelo salvaje y muchas pollas en vinagre pero una olla humeante en un dia frio y lluvioso, con ese sonido borboteante, ese olor que inunda la casa, ese calorcito que te abraza, ese amor vertido en plato hondo… Es la hostia.
Hasta te alegras de que haga un tiempo de mierda oye.
Sin mas preámbulos, vamos allá

Ingredientes
Garbanzos secos que habremos puesto en remojo el dia anterior
200 gramos de jarrete (no se trata de un cantante flamenco, es un corte de carne)
Un par de zanahorias
Un par de patatuelas
Medio chorizo (este venía con un paquete de spaghettis en una promoción bastante extraña)
Un litrico de caldo de gallina
Fideos finos (numero 0)

20121104-110522.jpg

Preparación
La realización de este plato consiste basicamente en pelar cosas, cortarlas y meterlas en la olla. Vamos, que si eres uno de esos solteros alimentados por casa tarradellas ya va siendo hora de que te pongas delantal y hagas esto, que es mu facil y está mu rico.

Primeramente Limpiamos un poco la carne y la cortamos en dados gruesos. De unos tres dedos de grosor. Pelamos la patata y las zanahorias y las troceamos. Cortamos el medio chorizo en porciones de… tres dedos tambien. El cocido madrileño admite que añadamos col, una punta de jamon, un hueso para el caldo… A vuestro gusto.

Ponemos la olla al fuego con un chorrete de aceite y marcamos la carne. Marcar consiste en dorar un poco la carne a fuego fuerte durante poco tiempo.

20121104-111300.jpg
Cuando esté doradita, añadimos el resto de ingredientes. Escurrimos los garbanzos y los incorporamos. Cubrimos con el caldo, cerramos la olla y dejamos que actúe la magia.

20121104-112251.jpg
Al cabo de una hora, abrimos la chistera y descubrimos que un conjunto de ingredientes se han convertido en una maravilla. Separamos lo solido de lo liquido con ayuda de un colador.
El cocido madrileño se sirve en varios vuelcos. Son las etapas en las que sirves el plato. En esta versión, tenemos un primer vuelco que hacemos con el caldo y unos fideos. Los fideos tardan entre 3 y 5 minutos en hacerse.

20121104-131319.jpg
Una vez lo tengamos, servimos en plato hondo. El segundo vuelco está formado por los garbanzos, carne y hortalizas. Podríamos hacerlo en tres etapas o vuelcos :caldo con fideos, verdura (zanahoria, patata, col, nabo…) y carne (jarrete, morcillo, chorizo, jamon, panceta…).

20121104-132023.jpg
Hay un sitio en madrid que creo que sirve mas de ocho vuelcos. Debes salir del restaurante en coma profundo, pero de puro placer.
Seguramente haya formas de mejorarlo o trucos sagrados del cocido madrileño, pero te aseguro que con la técnica pelar, trocear y echar a la olla sale que te cagas.

¡Probadlo!