Grand McExtreme™ Cheese and mushrooms

Remontémonos a diciembre del 2009. Una feliz pareja recien casada repartiendo glamour por nueva york con comentarios como “MADRELAMORHERMOSO QUE AMPLITUD” o “ANTES TO ESTO ERA CAMPO”. Miraban el mapa de manhattan y pensaban que todo estaba ahi al laíco.

Tras caminar mas que los hobbits llegaron al McDonalds de Wall Street que, como curiosidad, tiene un pianista en vivo.

wallstreetmcdonalds

Glamour y grasa en el mismo recinto. Oh la la!

Al cabo de un rato traduciendo mentalmente lo que querían, hicieron el pedido en una especie de sonidos con acento ingles. Se pidieron una Angus Third Pounder Mushroom and Swiss con patatuelas. Esa puta burger era una maravilla, maldita sea. La carne estaba jugosota, la crema de queso era suave y los champis estaban sabrosos. Igual era cosa de haber andado tres mil kilómetros, pero a aquel joven mozalbete le pareció la mejor hamburguesa que había probado nunca en el McDonalds. Nunca la trajeron a España.

angusmushroom

El aspecto real era totalmente diferente. En el mal sentido.

Imagínese el lector la ilusión que le hizo a nuestro protagonista la llegada de la version nacional de la Mushroom and swiss. Allí la hacian con sabrosa carne de Angus o rata muerta pero de extrema calidad y aqui la hacen con vaca extremeña (de ahi lo de extreme).

Pues no… no… no está muy lograda que digamos.

Unboxing

mushroom02

Siempre con patatas delúcs

El aspecto exterior es fabuloso. El pan es jodidamente parecido a su versión yanki y casi se podría escuchar al pianista tocando “My way” de fondo. La caja es la típica de McExtreme, con el práctico papelillo que envuelve la burguer para que solo te enguarres por dentro.

mushroom01

Con extra de gato atropellado por favor

En el interior podemos observar la crema de queso, los champis, el queso fundido y por ahi abajo debe estar aquella materia organica que llaman “bacon”.

La cata

Todo lo que tenía la Angus le falta a ésta versión. En la versión americana, la carne era tan potente que solamente con los quesos y champis se redondeaba por completo. En la McExtreme, intentan darle ese punch extra con el bacon, pero hay algo que no acaba de funcionar. Creo que habia demasiada crema de queso y estaba realmente fria. Los champiñones por su parte eran bastante ramplones. En mi casa a la hora de hacer champiñones salteados siempre añado un toque de salsa de soja que realza el sabor hasta el orgasmo. Esa diferencia entre el champiñon salteado sin gracia y el golpe de sabor es la que hay entre estas dos versiones.

Veredicto

Existiera o no la Angus, esta McExtreme es muy flojita. Ya me apetecia probar algo que no fuera Chef vs Chef vs Señora, pero no han conseguido darle la gracia que necesita. Creo que es la primera vez que siento que las cosas no las arregla solamente el bacon. La crema de queso… ñe. Los champis….. ñññe. El global….Ggggggñe.

Presentación:3.5 Stars (3.5 / 5)
Filetes:3 Stars (3 / 5)
Acompañantes:2 Stars (2 / 5)
Salsa:2 Stars (2 / 5)
Grasofestividad:3 Stars (3 / 5)
Average:2.7 Stars (2.7 / 5)

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *